La acupuntura es una de las medicinas alternativas más conocidas. Es una rama de la medicina tradicional china y consiste en estimular puntos en la superficie del cuerpo por medio de instrumentos puntiagudos. Estas «agujas», adecuadamente insertadas en el cuerpo humano, promueven la salud y el bienestar del individuo, corrigiendo sus desequilibrios. Introducida en Europa en el siglo XVII, la acupuntura es hoy en día una de las medicinas alternativas más practicadas en el mundo.

La teoría de los meridianos.
La acupuntura se basa en la teoría de los meridianos: cada organismo está atravesado por «canales de energía», formas que regulan la energía producida y almacenada por los órganos. La energía garantiza todas las funciones vitales. Existen diferentes clases de meridianos: se dividen en principales, secundarios y extraordinarios. Los principales son doce y están relacionados con seis órganos (pulmón, riñón, hígado, corazón, pericardio, bazo) y las seis vísceras (intestino grueso, vejiga urinaria, vesícula biliar, intestino delgado, triple calentador, estómago).
Además, se subdividen en yang y yin: los yang llevan las energías de las manos a la cabeza y de la cabeza a los pies; Los yin transportan energía desde los pies hasta el tronco del cuerpo y desde aquí hasta los extremos de las manos. Los meridianos secundarios, como su nombre lo indica, son ramificaciones más superficiales de los principales y los conectan entre sí; Su otra función es distribuir energía que aporte nutrientes a los tejidos.

Hay ocho meridianos extraordinarios : absorben energía y la almacenan, redistribuyéndola en caso de necesidad.

Uso de agujas

La acupuntura ha identificado a lo largo de los siglos una serie de puntos a lo largo de los meridianos; estos tienen una correspondencia directa sobre la superficie de la piel: esto significa que, al estimularlos adecuadamente, hay efectos en los órganos del individuo. Los puntos son los llamados «puntos de acupuntura» y la estimulación consiste en la inserción en el cuerpo de agujas bimetálicas. Cada punto, de acuerdo con los principios de la medicina china, tiene propiedades terapéuticas muy específicas, y la aguja utilizada para tratar cierta manifestación dolorosa afecta y produce cambios reales en las áreas del cerebro del individuo, logrando los resultados deseados.
Una sesión de acupuntura consiste en la inserción por parte del médico en el cuerpo del paciente de varias agujas que constituyen la fórmula terapéutica elegida para tratar el problema. Las agujas son de acero y cobre, estériles y desechables, y pueden ser manipuladas, una vez insertadas, para obtener el efecto deseado. Las consecuencias dolorosas para el paciente son menores, pero pueden estar relacionadas con ciertas sensaciones, como hormigueo, pesadez o descarga eléctrica. La duración de una sesión de acupuntura completa varía: de hecho, algunas agujas se retiran después de unos minutos, mientras que otras pueden permanecer hasta 20-30 minutos, según la elección del médico.
Los efectos en el paciente también pueden diseminarse con el tiempo: la acción calmante y calmante del dolor suele ser rápida e inmediata, mientras que otras sensaciones positivas se sienten después de unos días. Un ciclo de 10 sesiones, según lo prescrito en China, es reconocido por los médicos que practican la acupuntura como la forma ideal de obtener resultados. Sin embargo, no hay unanimidad sobre esto: es la sensibilidad y la convicción del médico de aconsejar al paciente el mejor número de sesiones.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*