Los laboratorios Daphne Lab® se han especializado en el campo de las intolerancias alimentarias durante más de 15 años. A nivel internacional, ahora están presentes en más de 20 países en el mundo con una tecnología única y patentada de tercera generación para probar las intolerancias alimentarias.


La diferencia entre las alergias alimentarias y las intolerancias alimentarias es muy sutil, aunque profundamente diferente. Aunque los síntomas pueden ser prácticamente similares, como hinchazón, problemas respiratorios, dermatitis, fatiga crónica, problemas intestinales, dolores de cabeza, etc., las diferencias entre los dos trastornos son muy diferentes.

Nuestros investigadores, en particular el Dr. Luigi Di Vaia, fundador de los laboratorios, identificaron una fórmula extremadamente racional que todavía está en uso desde 1994.
«Las alergias alimentarias tienden a un aumento repentino de una reacción positiva del sistema inmunológico en poco tiempo e incluso con pequeñas dosis de alérgenos. Las intolerancias alimentarias, por otro lado, tienden a disminuir gradualmente el sistema metabólico negativo en tiempos muy largos, vinculados al factor de dosis dependiente del intollerante (el elemento alimentario que genera intolerancia).
La formula es
AL = (+ SI x Db) / tb IA = (-SM x Da) / ta
La clave para diferenciar las intolerancias de las alergias se basa ciertamente en estos tres factores analíticos:
1. sistemas que están mayormente involucrados: sistema inmune para alergias o sistema metabólico para intolerancias;
2. tiempos de reacción (bajos o altos/dilatados): bajos para alergias y altos para intolerancias;
3. dosis del alergeno o del intolerante que causa la reacción: en el caso de los alérgenos incluso en dosis pequeñas; En el caso de los intolerantes con dosis más altas.


Por ejemplo, es una alergia cuando comes solo un bocado de pasta con champiñones y después de menos de un minuto tienes una reacción inmune muy fuerte. En este caso, el alérgeno es muy pequeño, los tiempos de reacción son muy cortos y el sistema involucrado en lo positivo es el sistema inmunológico.

Por otro lado, es una intolerancia a los alimentos cuando, al comer pizza tres veces en una semana, la semana siguiente el sujeto se sentirá cansado e hinchado durante mucho tiempo. En este caso, las dosis y frecuencias de los intolerantes son màas altas y se estratifican a lo largo del tiempo, está involucrado en negativo el sistema metabólico y no el inmune, y los tiempos de reacción se pueden tener incluso 72 horas después de la primera ingesta del intolerante (el elemento alimentario que genera intolerancia).

A menudo, con la intolerancia, los síntomas aparecerán incluso después de un abuso de alimentos durante muchos meses, en cuyo caso es un abuso de intolerancia.
Como podemos ver, son dos fenómenos absolutamente diferentes y absolutamente distantes entre sí. Tanto a nivel clínico como a nivel diagnóstico. Estos dos fenómenos tienen dos métodos de resolución diferentes, dos enfoques diferentes y, sobre todo, dos tipos de pruebas que son completamente diferentes y no superponibles. Por lo tanto, no podemos esperar que de una prueba de alergia puedan surgir intolerancias y viceversa.
La fórmula matemática, que llamamos ecuación sistémica, que determina una reacción de la intolerancia, es obviamente mucho más compleja que esta y, sobre la base de los índices de alimentos intolerantes como las calorías, el índice glucémico, el colesterol, las fibras y todo su perfil bromatológico , será posible determinar los tiempos de reacción y las dosis a seguir para controlar las intolerancias.

En resumen, detrás de lo que en la década de 1960 comenzó a ser una primera idea sobre la abstinencia de alimentos, basada en el control de los pulsos en la muñeca  del sujeto, hoy tenemos una verdadera ingeniería de intolerancia alimentaria, una ciencia que puede llevar a la resolución de muchos trastornos, a menudo de muchas enfermedades que normalmente el abordaje clínico clásico no podría resolver.
Obviamente, como en todos los casos y para todas las terapias, el asesoramiento médico es necesario y el paciente siempre debe ser seguido por un profesional. Nuestro objetivo es capacitar a profesionales que a menudo ni siquiera reconocen las diferencias entre alergias e intolerancias y tratan de curar una con el enfoque del otro. Es por eso que para muchos profesionales las intolerancias alimentarias son un engaño, porque no saben cómo abordarlas, no saben cómo resolverlas, no tienen las bases de la ciencia de ingeniería de las intolerancias.
Al reducir todo a las alergias, a menudo corremos el riesgo de no resolver el síntoma y agravar ciertas condiciones sistémicas. Nuestro enfoque es proporcionar profesionales expertos en intolerancia, un nutriólogo, que pueda elegir la prueba correcta y la terapia correcta. Hemos estado aplicando este método durante más de 15 años en el mercado internacional y tenemos más de 10,000 clientes al año con un índice de satisfacción que supera el 75%.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Hai bisogno di assistenza?  Chatta con noi
Si prega di accettare la nostra politica sulla privacy prima di iniziare una conversazione.